jueves, 28 de julio de 2011

Gracias


Ahora sí. Se acabó. Estoy agotado y quiero descansar. No puedo más. Gracias a los que habéis venido, a los que habéis intentado venir, a los que queríais venir y no habéis podido, a los que nunca quisísteis venir pero siempre decíais que vendríais, a los que siempre pensaron que esto no funcionaría, a los que han estado ahí siempre, a todos los que siempre estuvieron y nunca se fueron, a los que han repetido, a David Guapo por empujarme a hacer esto aquel verano de Barcelona y a Clariqué por volverme a empujar, al Mediterráneo, el 37 Grados, al Rincón del Arte Nuevo, al Marimba, sobre todo, al Marimba, La Huelga, la Sala El Cachorro, Microteatro por Dinero, Óscar y sus Noches Árticas, Clamores, el Barbú, el Old Cade Tavern de Las Rozas, la Sala Triángulo, La Tabacalera de Lavapiés, La Escalera de Jacob... Cuando empecé con este espectáculo, nunca pensé que funcionaría así. Y, mucho menos, que acabaría exhausto de contar historias, chistes y canciones. De ver a la gente disfrutar tanto. Ahora me exilio un poco. Ya me toca. Y me exilio feliz. Viene el turno de otras cosas. Otros proyectos. De renovar energías y empezar un nuevo ciclo. De parar para volver. Para escribir otras imágenes. Otras canciones. Y otros cuentos.

Mazinger Z volvió a su casa en un estado lamentable.
Iba a Valdemoro, pero luego varió: "¡Pinto!"
Al llegar, se encontró a Afrodita en una condensación de baño.
Y, como era su cumpleaños, le disparó sus tetas.
Su misil comenzó una rápida escalada...
Hasta que cayó marchita.
Y le dieron con la sartén.


De corazón. Gracias.

viernes, 1 de julio de 2011

7 del 7 por 7

Cuando anuncié El último marimbolo, no mentía. Quería descansar después de todo un año moviendo equipo. Moviendo gente. Levantando un show.

No sabía que dos días después de aquello me iban a liar. Y tampoco que yo me dejaría. Y mucho menos que quedaría encantado.

La Escalera de Jacob
ha abierto un nuevo local en La Latina y ha tenido el detalle de invitarme a estar allí todos los jueves de julio a las 22:30 horas. Y si va bien, todos los de agosto. Y si va bien, todos los de septiembre... Y así, hasta el infinito y más allá. En concreto, más allá de la calle Mancebos, que es donde está el local.

Es una oportunidad irrenunciable a la que no podía ni quería decir que no. Sobre todo, cuando me enteré de que el primer jueves de julio era 7. El día 7 de un mes 7. Y que el preció sería de 7 euros (6 en Atrápalo, 7 en taquilla y nuestros corazones). Y eso es una señal. Y bastante barata.

Hay mucha gente que últimamente al verme dice "jo, aún no te he visto, eh, pero tengo ganas..." Pero NO acaban la frase. Yo intento ser positivo y tiendo a pensar que lo que querían incluir en ese hueco vacío, en ese agujero negro de la conversación, es algo más cercano a "pero tengo ganas de ver un bolo tuyo ya, hombre, a ver qué tal está eso que haces" que a "pero tengo ganas de mearte encima, Willy Fog. Venga. Pon la boca así como si fueras a beber".

Y si es así, éste es el momento. Habrá cosas nuevas y el precio incluye una consumición. Y lo de las cosas nuevas igual no es muy importante, vale, pero lo de la consumición gratis une mucho.

Os espero*. Podéis comprar las entradas aquí.

*Amaia Montero, a ti no. No cabes.

Clamores

En plena "Lucha de Gigantes". Disfrutando el homenaje a Antonio Vega.
A mi perra Nana le encantó el concierto. Tanto que se comió la camiseta.


Fotografía: Miguel Entremonzaga

viernes, 24 de junio de 2011

Antonio Vega

Este lunes 27 de junio estaré en la Sala Clamores de Madrid participando en un homenaje al enorme Antonio Vega. Y me emociona hasta el exceso saber que voy a tocar uno de estos temas. ¿Cuál? Venid y lo sabréis.


Gracias a mi amigo Bolo por invitarme. Muchas.

martes, 7 de junio de 2011

La noche de los cristales rotos

"Mamá, quiero ser antidisturbios" no es una idea mía. Es de mis amigas Cuchillo y Tenedor, pero son tan bonicas que me dejaron hacer una canción para un espectáculo que ojalá monten algún día y que es el germen de la historia de María José... Mi primera novia, mi primer amor.

El sábado pasado, en el Marimba, este tema vivió una actualización debido a los desalojos de Barcelona y las protestas del 15-M. Y hela aquí (siempre he querido escribir esto: "hela aquí").



Sobre el último marimbolo, sólo puedo decir una cosa. Mi amiga Kamaku llegó y se le rompió una botella de cristal; a mí, al volver a casa con el equipo, se me rompió un vaso portavelas (de cristal). A mucha gente se le cayeron las copas (de cristal), estrellándose y despedazándose en el cemento. Y sé de algún camarero que también vio cómo se le resbalaba algún vaso (de vidrio, qué locura) hasta caer sin salvación en el duro e inclemente suelo... Por lo demás, estaba lleno, DJ Chi-oh! lo petó con una sesión sin fisuras y despedimos la temporada marimbera a lo grande.

Los judíos rompen un vaso en las bodas. Lo estrellan contra el suelo y comienza el jolgorio... Yo no soy judío. Pero ya lo he cantado aquí: si puedo elegir, me pido Woody Allen. Y tras esta noche de encuentros, regalos y cristales rotos, he vuelto a elegir... Y me he casado con el Marimba.

Pasadlo bien. Me piro de luna de miel. Nos vemos en septiembre.


Gracias.

jueves, 2 de junio de 2011

Andreu Berto Barcelona

"Esto es Primera División". Fue lo primero que escuché cuando empecé a trabajar de guionista en "Buenafuente". Yo lo intuía, pero tenían que avisarme. El acento me delataba. Soy del Betis.

Está claro. Una frase así no ayuda a un tío que lleva meses en Barcelona y está poco menos que acojonado. Así que, para calmarme, nos disfrazaron a todos de payaso para hacer un gag. Y sí, eso moló... Pero no adivinaba lo que vendría después. A los dos minutos de estar allí, me di cuenta de que estaba rodeado por algunos de los mejores profesionales que iba a conocer en mi vida... En aquella sala de guionistas estaban Tomás, Marcos, Rafel, Julia, Jair, Jordi, Javi, Oriol, Guillem, Roger y uno de los tíos con más talento que he visto nunca, Berto, al que no sabía muy bien cómo saludar y, cuando me fue a dar la mano, no sé todavía por qué, le solté: "¡Tío! ¡Un abrazo!"

Y me lancé sobre él. Así, porque sí.
Y esto será raro en muchos sitios...
Pero creedme... En Barcelona, más.

Pasaron días hasta que me atreví a dirigirle la palabra. Y otros tantos a hacerlo sin tartamudear. ¿Por qué? Porque soy muy tonto, evidentemente, porque si algo califica a estos tíos es la palabra "humilde". Bueno, a Berto dos: "humilde" y "Cardona". El problema lo tenía yo. Se llama miedo.

Miedo a cagarla, miedo a no estar a la altura, miedo a no pasar la prueba... El mismo miedo que luego hace que la cagues, que no estés a la altura y que no pases la prueba. A eso se une el hecho de que yo no estaba preparado para esa Liga. Y cuando, al fin lo estuve, ya era demasiado tarde.

A los pocos meses, salí de "Buenafuente". En el camino quedaron unos meses extraordinarios. Y también duros. A veces las reuniones de guión se hacían casi todo el tiempo en catalán. Lógico. Es su idioma, junto al castellano. Y, por muchos esfuerzos que hacía, no lo pillaba. Recuerdo el momento en que, en medio de una reunión, propuse una idea... Y todos se callaron... Se miraron entre sí... Me miraron en silencio... Y Oriol sentenció: "Igual deberíamos dejar de hablar tanto en catalán". La misma idea se había propuesto y descartado diez minutos antes.

Y lo hicieron. O al menos, lo intentaron... Nadie dijo que habitar en dos idiomas fuera fácil.

Supuso, ante todo, una de las etapas más divertidas de mi carrera como guionista. En el camino, quedaron chistes que sólo se podrán escuchar y contar en aquellas reuniones, doblajes, sketches, canciones, escapadas a la escalera, meriendas y disfraces de oso... Bueno, disfraces de casi todo.

Por primera vez en mucho tiempo, volví a sentir esa sensación de que trabajar era como ir a un parque de atracciones. En este caso, uno que duraba hora y media. Y que se podía ver por la tele.

Y lo pasé bien. Y aprendí más.

"Buenafuente" se despide el próximo 14 de julio. Después de casi siete años de programa. De un gran programa. Seguramente, el mejor programa de entretenimientento de este país. Y siempre podré decir que trabajé allí. Y sí, es un orgullo. Porque vi y aprendí cómo funciona una máquina perfecta, donde todo se cuida al detalle. Y donde todos, desde atrezzo a maquillaje, hacen magia.

Alguno podrá pensar ahora que todo esto es peloteo. No hace falta. ¿Para? Estoy despedido. Son ganas de decirle a esta gente de Sant Just Desvern que está muy bien que paren, que cambien... Que descansen. Pero tranquiliza saber que los cimientos seguirán estando ahí, y que su máquina no se podrá detener nunca, porque la televisión los necesita tanto a ellos como a la electricidad.

Ahora trabajo en otra productora. Con un proyecto ilusionante y en el que llevamos trabajando unos meses. Aún recuerdo lo primero que me dijeron al llegar: "Esto es la Champions League".

Y entonces, me di cuenta...

Por primera vez, no tengo miedo. Ni razones para tenerlo. Tuve la suerte de jugar en el Barça.


Mi primer día en "Buenafuente".

Al equipo de BFN. A todos. Hasta a los bolis.


ANEXO:

Poco después de publicar esto, supe que la fecha del fin de "Buenafuente" se adelantaba al 30 de junio. Ese día fue ayer. Una noche en la que BFN se despidió a lo grande, con dos premios ATV al Mejor Programa de Entretenimiento y Mejor Presentador, y con una reflexión final donde Andreu recalcó que el público es más listo de lo que creen las cadenas, alabó el trabajo de un equipo perfecto y señaló que "la comedia es el mejor trabajo del mundo". Bueno, más que eso... Digamos que es "una forma de vida".

miércoles, 1 de junio de 2011

El último marimbolo


Este sábado, la vamos a liar...

PD: Eh, no es el último. Volvemos en septiembre con más historias, más canciones y, sobre todo, más melanina. Pero no lo digáis por ahí... Es un secreto. NUESTRO secreto. Mola, ¿eh? De pronto... ¡Pumba! Somos uno.

sábado, 7 de mayo de 2011

Siempre nos quedará Sheldon Cooper

Me consta que hay cientos de miles de millones de seres deseando acudir a mis conciertos ("¡y otro más!", me grita un vecino). Y como hacer sufrir no forma parte de mi carácter (yo soy más de hurgar en la herida) aquí va un regalo. Es parte de lo que grabó un amigo el bolo pasado, en el Marimba.

Es una canción nueva. Y como es en directo, antes de cantar digo cosas. Y como es en directo, hay aplausos, risas y eso... Pero bah, no hagáis caso. Son enlatadas. En concreto, las sacamos todas de una lata de Guaraná.

Hala. Dicho esto, ahí va:

Gracias mil, P.

Y, cómo no, a este señor...

Bazinga!

jueves, 5 de mayo de 2011

Dostoievsky

Y anoche, otro bolo. Y anoche, otro cuento.

"En el rompeolas aún se huele el sol", pensaba la marsopa. La luciérnaga envidiaba ese pensamiento. Mientras veía el arco iris, azul índigo tus ojos (sobredosis de gominolas).
Y Dostoievsky despertó.

lunes, 18 de abril de 2011

Un hombre tarado

Tengo muchas taras. Éstas son sólo algunas de ellas:

Buscar más artistas como El hombre verde del este en Myspace Music



Ah. No he dicho nada de la Semana Santa, pero bueno... Ya sabéis que siempre he sido muy devoto de estas fechas porque me gusta mucho la playa.

miércoles, 13 de abril de 2011

Isabel

Conocí a Isabel por casualidad. Un amigo me había recomendado a un par de actrices de edad avanzada para protagonizar "Llama ya". A una de ellas, fervientemente, pues según él iba a dar el perfil a la perfección. Y a la otra, con bastante menos entusiasmo. Luego, tras rastrear a las dos por Internet y ver sus rostros, sus trabajos, supe al instante que el primer nombre no me interesaba en absoluto. La actriz perfecta era la otra... Una tal Isabel Osca.

La llamé a los pocos días. Su respuesta fue rotunda. Me dijo que no.

Isabel tenía un problema respiratorio importante. Tenía que cargar con una bombona de oxígeno a todas horas. Estaba recién operada y muy débil. No quería hacerlo. No podía. Yo estaba en Barcelona, así que le rogué que me dejara visitarla en su casa de Gines, un pueblo cercano a Sevilla, y allí tomar un café, conocernos, ver qué pasaba... Y aceptó.

Al llegar, me abrió Judit, su hija. Nos sentamos en el salón los cuatro: Isabel, Judit, yo y la bombona de oxígeno que salvaba su vida cada media hora. Y hablamos de la historia, vimos juntos "Cinco contra uno". Nos caímos bien. Y al acabar, me dijo que sí.

Días después, me llegó un correo de una conocida agencia de representación de actores. Me contaban que Chus Lampreave (a la que yo llevaba tanteando cierto tiempo para el mismo papel) estaba interesada y quería conocer el resto del reparto. Les di las gracias y les comenté que no hacía falta. Había encontrado a la mejor actriz posible para el corto.

Y llegaron los ensayos. Y el rodaje. Y una única indicación que Isabel supo llevar a la extrema perfeccion: "No pongas gestos de mirar a la tele. Sólo mírala". Y luego, todo el abanico de expresiones, detalles y regalos que hizo a la cámara. Sin una queja. Ni una.


Isabel no tenía apenas texto. Poco más de una palabra: "Manzana". Pero llevaba el peso de la historia con cada uno de sus movimientos y sus miradas. Ese día, la protagonista era ella.

Y llegó el notodo. Y con él, las más de 30.000 visitas en youtube, las nosecuántas nominaciones... Y, como colofón, el Premio a la Mejor Interpretación para Isabel... El primer (y único) premio de su vida.

Subió a recogerlo Judit. Isabel ya estaba demasiado débil para viajar a Madrid -a pesar de que, me consta, lo deseaba- pero estuvo en el Teatro Alcázar con un vídeo que se proyectó en la gala y donde daba las gracias:

video

Isabel murió el pasado domingo a las 7 de la mañana.
Desde entonces, tengo una sensación extraña.
Como si, de alguna manera, me acompañara.
Regalándome otra interpretación perfecta.
Susurrándome, en una penúltima toma...
"Manzana".

jueves, 7 de abril de 2011

Caltelo

Pasó hace unos días. Llamaron al telefonillo, pregunté "¿diga?" y una voz sospechosa respondió: "¡Caltelo!"

Tengo un telefonillo de ésos que tienen cámara, así que no pude evitar la morbosísima necesidad de asomarme para ver quien era. De hecho, es un movimiento que va más que acorde con ese famoso "¿diga?" Pero esta vez no veía a nadie. Sólo una solitaria calle madrileña. La mía, para más señas.

Así que volví a preguntar: "¿Quién?" Y, tras unos segundos de silencio, respondieron: "¡Caltelo!"

Como soy muy cobarde y desconfiado por naturaleza, solicité al "caltelo" que asomara su cara por la pantallita para comprobar así su autenticidad. Claro. No se asomó. Al contrario, se quedó ahí, agazapado bajo los botones que él mismo timbraba. Exhalando como única respuesta un feroz "¡Caltelo, able!"

Algo incómodo por la situación -estaba hablando por el móvil al mismo tiempo con mi amigo B- entendí que alomejor el señor era algo tímido, y temía asomar su rostro a una cámara que según en qué culturas sustrae el alma, así que le pedí al señor que me enseñara, por favor, las cartas que traía... Creo que no me debió entender, porque lo único que obtuve ante mis pupilas fue una calle vacía desde la que se oía un "¡Caltelo, able, caltelo!"

Y la verdad. No le abrí.

Eso sí. Media hora después encontré varios folletos de comida china en mi buzón. El "caltelo" lo había "loglado". Y me parece bien. Es su trabajo. Y si me hubiera dicho la verdad hubiera abierto, "hola, lestaulante chino, dejal plopaganda". Vale, perfecto. Te "ablo". Pero lo otro no. "¿Por qué, hijo de puta?" Se preguntará alguno. Simplemente, no me gusta que me mientan.

Y todo esto para qué, se preguntará algún otro, "¡sí, hijo de puta, todo esto para qué!". Pues para deciros, queridos y queridas, que a partir de hoy-ya, todos los primeros jueves de cada mes estaré actuando en el Bar Marimba (c/ Lavapiés, 11). A eso de las nueve y media o así. Y hala. Ya está dicho.

Ah. Y que es glatis.

martes, 5 de abril de 2011

El sueño de un sueño

Hace poco más de una semana, Nacho Vegas presentaba su nuevo disco, "La Zona Sucia", en la Joy Eslava de Madrid. Y no estaba solo. Teloneaba El Hijo.

Dentro de tres días, El hombre verde del este compartirá cartel de una nueva noche ártica junto a Before the Blue, Coffee & Wine... y El Hijo.

Esto significa que el viernes estaré teloneando al telonero de Nacho Vegas.

Seré muy tonto, pero siento que cumplo el sueño de un sueño.

domingo, 6 de marzo de 2011

Domingo

Domingo. Te levantas y hace sol. Te estiras. Nana te ve y te imita, como si aquello fuera la mejor idea de la historia de las ideas. Porque ella, en esta vida de cinco meses, no quiere perderse nada.

Bebes agua. Dices adiós a un principio de resaca. Sabes que estarás bien. Sales a la calle sin lavar, sin peinar, con un pantalón casi destrozado y en chanclas. Compras EL PAÍS, el ritual. "Sin película, por favor". Encuentras dos amigas en una terraza, compartes con ellas los primeros minutos de la mañana. "¿Dónde vais?" "Al Rastro, a comprar geranios". Las dejas un rato con Nana y compras pan, el mejor pan de Madrid, en la mejor panadería de Tirso de Molina. "Ése, el rústico ése". Vuelves a casa, Nana bebe agua y lo organizas todo para el primer mejor momento del día. Es ahora cuando lees el suplemento (siempre, primero, el suplemento) y desayunas con la calma de un domingo que acaba de empezar. Un domingo soleado y perfecto.

Lees esto y te planteas si poner en Facebook "Yo, de mujer, quiero ser Rosa Montero". Radio 3 sigue sonando, decorando la mañana, y sabes que tras verte otro capítulo de "The Big Bang Theory" seguirás escribiendo esa peli que está revolucionando tu vida... Y que luego, cuando te canses, cogerás a Nana, el long board y os iréis surfear juntos las olas que inundan el Retiro.

Es domingo. Domingo en Madrid. Y hace un sol de escándalo.

viernes, 4 de marzo de 2011

Mitocondria

Hay días que no apetece actuar. Estás cansado, temes que no venga nadie y, básicamente, te quieres quedar en casa viendo un capítulo de "Band of Brothers", echarte la manta y olvidar.

Ayer era uno de ésos. Y eso que estaba en el Marimba. Es decir, en casa.

Eran las diez y el bar estaba vacío. "Llevamos así varios días, no sabemos qué está pasando", me decían los marimberos. Tal como iba la noche, no iba a tardar mucho en volver a casa, dejarme morder por Nana y recorrer la II Guerra Mundial de la mano de Spielberg.

Y de nuevo, otra vez... Ocurrió.

Llegaron conocidos. Llegaron desconocidos. Y salió uno de esos bolos que te ayudan a recordar que haces esto porque te da la gana, porque te da un subidón de energía... y porque disfrutas.

Dicen que la función principal de las mitocondrias es la de producir energía. Proporcionan el 90 por ciento de la energía que necesita la célula. Ayer necesitaba cuatro raciones de mitocondrias para mantenerme en pie. Menos mal que uno del público se dio cuenta... Y la añadió en la carta.


Gracias, mitocondrias, de parte de todas y cada una de mis células.

viernes, 25 de febrero de 2011

Microteatro

A Agus, Ángel, Aroa, Cris, Cris, Dani, Lavinia, María, Mayte...
...a Verónica, por ceder su espacio y prestarme un cielo...
...a Miguel y sus secuaces, por casi-casi conseguirlo...
...a la correa de la guitarra, por generar tensión...
...al micrófono, por abandonarme un rato...
...y, cómo no, a los malotes de la clase...
Gracias. Os debo una.

lunes, 7 de febrero de 2011

Impares

Una de las mejores experiencias como guionista fue trabajar en Impares.
Además, con algo de suerte, podían liarte para aparecer en alguna cita.
Yo tuve mucha y sólo tuve que hacer lo que mejor se me da: el tonto.
Y bueno... Ya conté aquí por qué me descartaron como atracador.
Pero no nos engañemos... Mejor. Mucho mejor.
Yo siempre he querido ser cantautor.



Lo dicho. Un hit.

jueves, 3 de febrero de 2011

Marimba

El día empezó genial. Con una llamada de mi madre. Ya sabéis cómo es esto, la típica llamada de madre... "hola hijo, qué tal, ¿tienes leche? ¿tienes aceite? ¿tienes novia?". Un clásico. Y algo que me dejó loco. Algo muy, muy bonito: "Cariño, quiero que sepas que un día como hoy, hace 35 años, me enteré de que estaba embarazada de ti". Precioso, ¿eh? Claro, yo estaba emocionado: "Y qué tal, mamá, ¿cómo fue, qué sentiste, cómo se lo tomó papá, dónde fuisteis a celebrarlo?" Luego no sé qué pasó, pero se cortó. Y claro. Como mi madre no es de dejar las conversaciones a medias, dejé avanzar el día esperando su llamada. Y llegó la noche... Y así, el Marimba.

Y vinieron todos. Sí, sí, todos los que fueron. No faltó nadie que no fuera.

Y salió un bolo precioso. Y otro cuento espectacular.


Gracias, de verdad. Es un regalo contar con esas risas, esas miradas...
Sólo faltó la llamada de mi madre.
Pero yo creo que está al caer.

martes, 1 de febrero de 2011

23-F

Este febrero... se va a liar.

video

jueves, 27 de enero de 2011

Gente que conozco y quiero (VIII)

Siempre lo he dicho: "No, no me veo capacitado para tener un perro ahora... Un perro es mucha responsabilidad. Un perro no". Por eso, llevo dos meses compartiendo piso con Nana, una perra.

Nana vivió sus primeros días en un contenedor de basura. Cuando la encontré, pensé que el dueño había cometido un salvaje error. La había metido en el de envases. Lo peor es que Nana no lo ha superado aún y ahora destroza todo lo que está hecho de plástico: bolsas, globos, Cher... Y, sobre todo, botellitas de agua vacías. Hay botellas tan atemorizadas que, para no ser atacadas, se han rellenado de agua solas.

Aunque es verdad que no la encontré yo. La encontró una amiga mía muy hippie y la rescató. Bueno, a Nana... y al resto de sus hermanos. El día que la dio fue muy bonito. Como mi amiga es muy bohemia, hicimos el ritual de entrega en La Tabacalera. Allí me dijo que Nana "tiene un corazón en el pecho". Se ve que, en el vocabulario hippie, "tener un corazón en el pecho" significa "tener una mancha de color diferente al resto del perro".

Eso sí. El nombre me vino a la cabeza al momento: "Nana". Y a la gente le encanta. Me lo dicen constantemente: "Qué bonito... Nana... como las canciones de cuna..." O: "Qué mona... Nana... como la perra de Peter Pan". Claro, a ver cómo explicas luego que se llama Nana porque es el nombre de la protagonista de "Vivir su vida", de Godard, una película sobre una puta.

Pero es verdad que es una responsabilidad. Antes de comer tú, piensas en que coma ella. Nana tiene una aspiradora en el estómago que sólo la enciende para comer. Absorbe la comida con tanta fuerza que hay días que, entre sus heces, he encontrado a un vecino.

Es que lo más difícil de tener un cachorro es educarle. Pero Nana aprende, poco a poco. Le pongo periódicos en un sitio de la casa para que pueda hacer allí sus necesidades... Y ahora, Nana sigue haciendo pis donde quiere, pero ha aprendido a escribir editoriales.

Lo que sí es verdad es que es toda una experiencia. Es casi como tener un bebé. Porque cuando tienes un perro te alegras de todo lo que hace. Ayer, me dijo una amiga: "Mira, mira, ha ladrado". Bueno, es una perra. Lo increíble hubiera sido que cantara un gol del Barça.

Porque a Nana no le gusta el fútbol. Dice que un deporte sin morder no es deporte. Pero si hay algo que no le gusta, es el invierno. Es más, lo detesta. De ahí que haya decidido destruir todo lo que tenga que ver con él, como abrigos, calcetines, guantes. Ah. Y si cuelga, como las bufandas, mucho mejor. Espero que no le pase igual con el verano, porque siempre he sido aficionado al nudismo.

Pero no todo es jauja. Ojo. A veces nos peleamos... El otro día le grité: "¡No, Nana! ¡Ahí no! ¡Ya te he dicho que no! ¿Pero es que no me entiendes cuando te hablo?" Nana se me quedó mirando un rato seria, muy seria; y al día siguiente escribió un editorial sobre el maltrato.

Ahora, Nana duerme en su sillón favorito. No sabe que estoy escribiendo esto, y mucho menos que lo va a leer gente que ni siquiera la conoce, pero creo que a estas alturas está completamente desprovista de pudor. De hecho, siempre va desnuda. Y sólo espero que, cuando la casera lo sepa, comprenda que Nana ha visto amaneceres desde un cubo de basura, desnutrida, maloliente... Y hoy es la reina de una buhardilla en Lavapiés.


Qué pasaría si... (II)

Qué pasaría si pensáramos que lo imposible es posible?

Qué pasaría si exploráramos la sobriedad con más ahínco que la ebriedad?

Qué pasaría si el cine costara 3 euros y alomejor, sólo alomejor, las salas se llenaran de gente que, incluso, termina viendo varias películas a la semana?

Qué pasaría si nos atreviéramos a cambiar de rumbo para perseguir lo que realmente queremos, aún a costa de perderlo todo?

Qué pasaría si el profesor no diera clases sobre una tarima, con los alumnos sentados frente él, sino sentado junto a ellos en el suelo, en medio de un círculo?

Qué pasaría si la televisión SIEMPRE pasara las películas en versión original?

Qué pasaría si los niños aprendieran a descrifrar los códigos de la imagen con Charlot?

Qué pasaría si el planeta apagara la luz, a la vez, sólo un momento?

Qué pasaría si llegaras a una playa nudista y te bañaras COMPLETAMENTE vestido?

Qué pasaría si ayudaras a un turista desconocido acompañándolo a la puerta de su hotel?

Qué pasaría si por fin hicieras lo que siempre has querido hacer?

Qué pasaría si combatieras tu vértigo saltando en paracaídas?

Qué pasaría si todos los hombres y mujeres supiéramos que NUNCA somos los ÚNICOS?

Que pasaría si desgravara ir por las ciudades en bicicleta?

Qué pasaría si nos dijeran esto?

Qué pasaría si nos enseñaran que todos somos multiorgásmicos?

Qué pasaría si nos sentáramos ante una pared blanca durante media hora?

Qué pasaría si reconociéramos que TODOS sabemos cantar?

Qué pasaría si la próxima frase la escribieras TÚ?

Qué pasaría si... (I)

Qué pasaría si detrás de cada señal de tráfico pusieran un chiste?

Qué pasaría si el presidente del Gobierno invitara al candidato de la oposición a estar varios días con él al mes, para que éste conociera los entresijos de cerca y trabajaran siempre mano a mano?

Qué pasaría si la gente que ve a Nana corriendo a mi lado mientras agarra su correa con la boca extendiera su sonrisa y no la disimularan por pudor?

Qué pasaría si cuando Álex de la Iglesia decide dimitir tras la gala de los Goya respetaran su decisión y le dejaran terminar su trabajo con la mayor excelencia posible?

Qué pasaría si los actores que tanto se quejan de no actuar se fueran al Retiro y actuaran?

Qué pasaría si reconociéramos que todos somos un poco brujos?

Qué pasaría si no existiera miedo a abrazarnos porque sí?

Qué pasaría si la gente que presume de no tener dinero para pagarte asumieran que no es que no puedan pagarte, sino que no quieren hacerlo porque no consideran tu trabajo digno de ser pagado?

Qué pasaría si la gente escribiera siempre desde su más intensa luz?

Qué pasaría si los que tienen ingresos millonarios destinaran parte de ese dinero a la creación de trabajo y a luchar contra la pobreza a cambio de importantes beneficios impuestarios?

Qué pasaría si al entrar en el metro nos saludáramos todos?

Qué pasaría si los guionistas que tanto se quejan de no escribir se sentaran y escribieran?

Qué pasaría si Orange y MBNA dejaran de ponerme mensajes para que les pague ya y aceptaran que no me va bien pagarles este mes y, por favor, me lo apunten?

Qué pasaría si decidiéramos dejar de ser rivales y nos reconociéramos como compañeros con caminos distintos?

Qué pasaría si Nana nunca hubiera sido rescatada de ese contenedor y no estuviera aquí, a mi lado, ayudando a embellecer, cada día más, mi vida?

Qué pasaría si reconociéramos que desde pequeños nos han tenido engañados, pero no por maldad, sino porque ellos también lo estaban?

Quá pasaría si decidiéramos que lo mejor no está por llegar, sino que YA ha llegado?

Qué pasaría si nos acercáramos siempre a las personas cuya presencia rechazamos, porque es ahí donde está el aprendizaje?

Qué pasaría si cuando me duele la cabeza, la dejo doler, bebo agua, dejo que se pase y no me atiborro a aspirinas?

Qué pasaría si aparcáramos para siempre la burla que nace del ataque?

Qué pasaría si diéramos la enhorabuena a todos los ancianos por seguir vivos?

Qué pasaría si nos acercáramos al piso de enfrente con una ración de nuestro mejor plato, porque sí?

Qué pasaría si las televisiones apoyaran productos de autor, donde uno puede dejar lo mejor de sí mismo para compartirlo con el resto, y empezaran a dejar de lado los programas donde todo se estandariza y que, encima, no convencen?

Qué pasaría si fuéramos a trabajar andando al revés?

Qué pasaría si entráramos en el Carrefour con una nariz de payaso?

Qué pasaría si, finalmente, TODOS apagáramos el móvil en el teatro, en el cine o cuando nos estamos contando cosas que nos importan?

Qué pasaría si cuando nos estresamos no tomáramos pastillas, sino fuéramos a correr, a nadar o a saltar durante un mínimo de 20 minutos, relajando nuestras mentes, relajando nuestro ser?

Qué pasaría si os atreviérais a dejar comentarios en esta entrada e iniciáramos una corriente de energía positiva y luminosa, creando un torrente inagotable de fraternidad, verdad y risas?

Qué pasaría si aceptáramos que, cuando te doy, tendrías que darme, porque si no me agoto?

viernes, 21 de enero de 2011

Retiro

El parque del Retiro es un sitio muy seguro de noche porque está este señor.

Sevilla

Hace 6 días toqué casa. Y fue increíble.

Increíble el sitio. Increíble el público. Increíbles los nervios.

Siete años después de abandonar Sevilla, volver así te deja flotando.

Gracias por estar, por reír así, por olvidar medio montadito de salmón.

Y por escribir el mejor y más extraño cuento que se ha escuchado jamás.

Prometo volver.

Lo estoy deseando.

miércoles, 12 de enero de 2011

SVQ


Sábado, 15 de enero de 2011

-21:30 horas-
entrada: 7 euros

Sala El Cachorro
c/ Procurador, 19
Sevilla. Triana. Casa.

viernes, 7 de enero de 2011

2011

Este año va a ser la pera. Está claro. No porque lo diga yo, sino porque me ha tocado la sorpresa del roscón. Sí, amigos, soy un afortunado. Estoy en racha... Sólo me costó comerme siete trozos.

He documentado el momento del hallazgo. Es éste:


No me lo podía creer. Qué sería... Un cochecito... Un pajarito... No. Era algo mejor. Era esto:


Sí, es eso. Lo que todos estáis pensando. Justamente eso. Una mierda.
Pero ojo. De colores.

Después de probar varias veces, conseguí ponerla de pie:


Sí, es increíble, pero ahí está. Mi caca de colores. Mi primera caquita de colores. Y de pie.

Gracias, querido repostero. Este año, me has llenado de ilusión.
Además, he captado el mensaje y quiero compartirlo con el resto...

Bonicos y bonicas, empieza otro año.
Así que mucha mierda para todos.
Y de colores. Siempre de colores.